HAMBRE CERO

PONER FIN AL HAMBRE, LOGRAR LA SEGURIDAD ALIMENTARIA Y LA MEJORA DE LA NUTRICIÓN Y PROMOVER LA AGRICULTURA SOSTENIBLE

PRIMERA PARTE: HAMBRE Y MALNUTRICIÓN

Hasta el año 2015, el hambre en el mundo estaba disminuyendo. La crisis climática y la crisis financiera del año 2009 invirtieron la situación, y el hambre volvió a aumentar.

 

Hoy cerca del 8,9% de la población mundial padece hambre (690 millones de personas). Si continúan las tendencias recientes, el número de personas afectadas por el hambre superará los 840 millones de personas para 2030.

 

En el caso de Chile, el hambre se ha reducido importantemente.

 

El año 2000 afectaba al 5,4% de la población, el año 2018 sólo a un 2,7% 

En el otro extremo, la malnutrición por exceso, es decir el sobrepeso y la obesidad, aumentan sostenidamente hace décadas. El 2016, el 52% de la población mundial de adultos tenía sobrepeso u obesidad.  Cada año mueren cerca de 2,8 millones de personas a causa de esta epidemia, siendo la quinta causa de mortalidad a nivel mundial.

 

¿Por qué se ha producido este aumento? Es un problema con múltiples causales: aumento del poder adquisitivo de la población (la malnutrición es un problema que crece en los países que están saliendo del subdesarrollo); crecimiento explosivo de la oferta de productos ultra procesados; extensas jornadas de trabajo; expansión de los supermercados en desmedro de las ferias y mercados de abasto (que ofrecen precios más bajos y variedad de productos frescos); las inequidades en la distribución de la riqueza; malos hábitos alimenticios; sedentarismo y muchas más.

¿Cómo estamos en Chile?

 

En Chile el sobrepeso y la obesidad ya son un problema de salud pública. Según la Encuesta Nacional de Salud el 74% de la población se encuentra en alguna de estas situaciones (el país OCDE con la tasa más alta). La mala calidad de la alimentación queda de manifiesto cuando sabemos que nuestro país es la segunda nación que más compra productos ultraprocesados en Latinoamérica (550 grs al día por persona).

 

La malnutrición por exceso es especialmente crítica en la población joven. El 52% de los niños y niñas entre pre kínder y primero medio que son parte del sistema público, tienen sobrepeso u obesidad (Mapa Nutricional 2019, JUANEB).

Determinantes sociales de la malnutrición

Nivel socioeconómico: aquellos niños, niñas y adolescentes de menor nivel socioeconómico tienen mayor prevalencia de malnutrición

 

Entorno y ambiente: se han encontrado efectos del entorno en la malnutrición, como ausencia de espacios públicos o la inseguridad.

 

Poder adquisitivo: El acceso a dietas saludables puede ser especialmente difícil para los hogares de bajos ingresos. En Chile se estimó que una canasta saludable sería 36,1% más cara que la canasta básica alimentaria (Cuadrado y García, 2015).

HEMOS

AVANZADO?

Si bien la malnutrición sigue aumentando, se han tomado algunas medidas que ayudan a prevenir este problema: Ley de Etiquetado de Alimentos, el Postnatal de 6 meses, impuestos a bebidas azucaradas, programa Chile Crece Contigo y Elige Vivir Sano. 

​SÚMATE

O escríbenos a hola@cuencasostenible.cl

  • Facebook - círculo blanco
  • Instagram - Círculo Blanco